9.5.14

Dragon Age Origins - Morrigan: Top, túnica o lo que sea.

¡Saludos, gente!
Los que me sigáis por las redes estaréis al tanto, por la brasa que doy, de que próximamente, en Expomanga (si no ocurre nada que lo impida), estrenaré mi cosplay de Morrigan de Dragon Age Origins. Estoy muy ilusionada con este proyecto. Es un diseño que siempre he querido hacer y, además, voy a formar parte de un grupo de gente majísima con la que tengo muchas ganas de pasarlo bien y hacer el cabra.



Ya sólo me falta pasarme el juego (me encanta hacerme la "fake geek". Tendría que sacarme fotos lamiendo pads para completar el look), que lo dejé a medias en el modo extra fácil monguer hace unos meses. La estúpida razón principal por la que no he querido seguir jugando, aparte de que estoy con el SWTOR que no cago, es porque mucha gente me ha dicho que Morrigan es un personaje odioso, que es una siesa de la vida. Decidí que no quería que su forma de ser influyera en mi decisión de hacer este cosplay porque su diseño me pirra a niveles estratosféricos. Primero hago el cosplay y luego ya, si se tercia, juego, la odio y le prendo fuego.

Pero dejémonos de justificaciones y vayamos a la chicha: ese top maravilloso, drapeado, color burdeos que no tapa teta.
Yo estoy acostumbrada a hacer prendas de ropa ceñidas (intrigantes y futuristas) así que esta túnica tetil ha sido un auténtico reto de patronaje para mi y es la parte del cosplay de la que estoy más orgullosa. Lo curioso es que hay un millón ochocientas mil cuatrocientas noventa y siete cosplayers de Morrigan en el planeta Tierra y no fui capaz de encontrar ni un solo tutorial que explicase cómo hacer esta prenda. Bueno, miento, sí que encontré algunos, pero no me gustaban.
Para mi el reto fue conseguir patronar esto con espalda y capucha incluidas sin costuras y con forro reversible, que es como a mi me da la sensación de que está hecha. Llamadme pija.



Tuve que hacer varias pruebas para sacar el diseño definitivo. Aquí os dejo el primer esquema que hice, que es una obra de arte.
Como se puede apreciar, mi idea era que, como el escote es muy pronunciado y el drapeado (los pliegues) también, tenía que existir un extra de tela importante en la parte de delante. Un extra que, al aplastarlo a la altura de la cintura, diera ese efecto de estar caído, pero sin perder la sujeción en la cadera. Tracé una línea diagonal desde la cabeza hasta la altura del ombligo aproximadamente (es la línea en la que pone "55") unos cuantos centímetros por delante del mismo y, a partir de ese punto, el más alejado del cuerpo, tracé otra diagonal (en la que pone "20") hasta la cintura y mantuve, en la parte más baja (la horizontal de la cadera) mis medidas sin modificar.
La capucha sería como una capucha normal, pero abierta hasta el ombligo e integrada, como he dicho antes, sin costuras. El despliegue simétrico de la pieza (dibujado con líneas discontinuas) es, precisamente y una vez más, para evitar costuras indeseadas.
Como suelo decir, esto es bastante difícil de explicar y espero que las fotos complementen suficientemente la descripción. Me costó bastante hacerme una idea de cómo quería hacer esto y estuve unos cuantos días desesperada dándole vueltas.


Tras hacer el diseño preliminar, lo pasé a una tela malucha para hacer pruebas y, después de unos pocos intentos y ajustes en las medidas, conseguí sacar el patrón definitivo.

Una de las primeras pruebas que ya me salieron más o menos decentes.
Estaba bien, pero me sobraba tela por delante del pecho y la capucha.
Patrón definitivo.
Una vez obtuve el patrón definitivo, lo pasé a la tela que iba a usar para el cosplay. Un terciopelo finito rojo oscuro precioso. Hubiera querido una tela con más caída, pero la lycra, por ejemplo, no me pegaba nada para un personaje de un juego con esta estética, así que preferí una tela más acorde con las circunstancias.

Pasé el patrón duplicado. Como este trozo de tela hice dos, uno sería el forro y el otro el derecho.


Enfrenté ambas piezas por el anverso y las cosí entre si. Dejé la parte que rodea la cabeza de la capucha y la parte que se une en la espalda sin coser. Lo de la capucha fue para poderla unir y que las costuras tanto de la parte interna como la externa quedasen hacia dentro y lo de la espalda, para poder darle la vuelta de dentro a fuera para que quedase visible el terciopelo y las costuras también por dentro.


Le di la vuelta hacia fuera para ver cómo iba la cosa.


Cosí la capucha como he dicho antes. Con la tela del revés y uniendo sus partes.

Del revés.
Del derecho.
Monísima.
Cerré la espalda y coloqué ojetes.


¡Y ya está!


Y visto así, ya se entiende mejor la forma del patrón.






Espero que este tutorial os haya sido útil a la par que ilustrativo.
Cualquier duda, me la podéis preguntar en los comentarios, facebook, twitter, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario