29.3.19

Cómo ser cosplayer invitado y no morir en el intento.

¡Hola! Y bienvenido todo el mundo una vez más a esta casa.

Hoy os vengo a hablar desde mi faceta de... ¿cosplayer profesional? Bueno, yo qué sé lo que soy. Llamémoslo invitada reincidente. La cosa es que a veces los eventos nos invitan y nos hace tanta ilusión que se nos pasa tener en cuenta algunas cuestiones importantes.

Llevo ya unos pocos años asistiendo a eventos como invitada y en general he tenido mucha suerte, pero, con el tiempo y a base de encontrarme con sorpresas desagradables, he aprendido a preguntar un montón de cosas antes de aceptar. Por eso, quisiera transmitiros mi experiencia, además de cosillas que he oído, y que vosotros no tengáis que pasar por sufrimientos innecesarios. ¡¡Y sobre todo que no perdáis dinero!!


Yo he venido aquí a hablar de mi libro disfrazada de mamarracha.
(Albanime 2018)

¡Vamos alla!

Una asociación/empresa X os envía un bonito mensaje que dice algo como:




"Buenos días, señor/a cosplayer, 
Nos gusta mucho tu trabajo y desearíamos invitarte a nuestro evento que se celebrará tal fin de semana en no sé dónde. 
Nos gustaría que fueras jurado de concurso y dieras una charlas. A cambio te ofrecemos alojamiento, comida y transporte.
Un saludo, 

Asociación/empresa X"

Y pensáis: Toma ya, esto es buen negocio.

Pues a lo mejor tenéis que hacer algunas preguntas antes de decidiros:

¿Qué tipo de alojamiento?

Algunos eventos alojan a sus invitados en albergues o en pisos compartidos. Quizás os quieran meter en alguno de estos con personas desconocidas. ¡A veces hasta el organizador os ofrece su casa! (alerta creepy). A lo mejor en vuestro caso no sea ningún problema o quizás sí. Por eso os recomiendo que os aseguréis del tipo de alojamiento al que se refieren.

¿Dónde está el alojamiento y cómo podemos llegar a la convención desde allí?

Aquí pueden ocurrir varias cosas:

  • Que haya un miembro de la organización cuya función sea traeros y llevaros. Eso está bien siempre que queden muy claros los horarios de recogida y de vuelta. Si hay buena comunicación en este caso, perfecto. 
  • Que podáis acumular tickets de taxi o transporte público y os los paguen una vez haya finalizado el evento. Buena opción.
  • Que os dejen tirados a vuestra cuenta y riesgo y no os paguen ni el autobús. Mierda en bolsa. 


Para mi gusto, lo mejor es que el hotel esté a menos de 10min andando de la feria. Pero, en caso de que eso no sea posible, por lo menos que las opciones de transporte sean adecuadas.

Más transporte: Ida y vuelta de la estación o aeropuerto.

Esto es un poco lo mismo de antes. Tenéis que saber si hay una buena conexión mediante transporte público con el alojamiento, si os pagan taxis o si alguien de la organización se va a encargar de traeros y llevaros.
Aquí la clave es que no os dejen tirados en ningún momento.

Obviamente, en caso de depender del transporte público, vosotros sois los responsables de estudiaros los horarios para ser puntuales. Antes del viaje, haceos con toda la información necesaria para no perderos.


Comida: Cuánta, cuándo y cómo.

A veces con "comida" la organización se refiere a eso, a la comida del mediodía y obvian el desayuno y la cena. Así que preguntad cuántas comidas al día os cubren, si os cubren también la de los días de ida y vuelta.

A lo mejor os llevan a un restaurante, tienen un catering u os dan un bocata. Aceptar o no cualquiera de estas opciones depende de vuestro gusto personal. Pero no está de más saber lo que hay.

Si tenéis necesidades especiales, alergias o seguís algún tipo de dieta también os recomiendo mucho que os cercioréis de que va a haber opciones para vosotros en el menú.



Si os cubren alojamiento, transporte y comida en condiciones, ¡enhorabuena! vais a ir al evento sin perder dinero. No perder dinero es bonito, es bueno para la salud. Hay compañeros que se conforman con esto y hay otros que a lo mejor necesitan un incentivo económico para animarse a participar. Ambas opciones son respetables aunque, para mi gusto, ir a un evento es como un trabajo y los trabajos se pagan.

Autora: Sae.


¿Dónde os podéis vestir y dejar vuestras cosas?

En algunos eventos habilitan unos vestuarios la mar de cucos y en otros os tenéis que cambiar en los baños. Decisión personal una vez más.


Zonas de descanso

Lo más guay es cuando hay una sala VIP para los invitados con sofás y podéis ir a poneros como el quico. Eso es un lujazo.


La pasta gansa

Este apartado es bastante personal y cada uno pone su precio. A lo mejor dependiendo de si el evento es local, nacional, internacional, benéfico, más grande o más pequeño os podéis adaptar. A veces está bien tantear si en eventos previos han invitado a otros cosplayers y, según su caché, os podéis hacer una idea de lo que os pueden ofrecer.

Yo normalmente en Madrid sólo pido que me paguen el parking y una comida. Y de Madrid para fuera pido una cantidad por día. En lo que podría decirse que es mi pack estandard incluyo juzgar uno o dos concursos y dar una charla.

Juzgando con Manlima.


Tiempo/ Horarios

Llevar un cosplay, por sencillo que sea, supone un esfuerzo y cansa mucho. Preguntad el número de horas que el evento os quiere a tope con él puesto o poned un límite.

En mi caso, mi límite son 6 horas. Y no 6 horas en intervalos, no, 6 horas seguidas. Porque, quitarse y ponerse un traje es un rollo y volvérselo a poner sudado es asqueroso. Y ya sabéis que las lentillas cansan muchísimo y las pelucas duelen. Yo prefiero aguantar el tirón, comer con todo puesto si hace falta y darme un retoque antes que quitármelo y volvérmelo a poner.

Una vez más, esta decisión es totalmente subjetiva, pero está bien dejar las cosas claras.



Vuestro puestecito de merchandising

Otra cosa que podéis hablar con la organización es que os dejen un stand para vender vuestras mierdas. Está guay porque es un espacio seguro donde poder charlar con los seguidores que os apoyan con amor y puede suponer un pequeño ingreso extra.
Y digo pequeño porque, a menos que seas Jessica Nigri o nuestro querido Gehe, a lo mejor salís con 30 eurillos en el bolsillo. Que oye, es algo.
Tener un stand es cómodo y si cuela, cuela y, si no, pues habéis pasado un rato agradable sentados mirando al infinito.

Con El Cornetín.


Bonus: El marco de la legalidad

Justo estos días ha saltado la noticia sobre unos cosplayers que han sido detenidos en Malasia por violar leyes de inmigración.
En caso de viajar al extranjero, no estaría de más saber la situación tributaria de ese país por si hace falta algún tipo de permiso para llevar a cabo actividades económicas. Lo lógico sería que la organización estuviera al tanto en primera instancia y os contratase consecuentemente; pero una precaución extra nunca está de más.


Y yo creo que con esto ya está todo cubierto. En resumen, que por lo menos salgáis del evento con el mismo dinero que con el que entrasteis, que quede todo hablado de antemano y que las condiciones sean de vuestro agrado. A cambio, sed puntuales, educados, serios y formales.

Pasadlo bien, manteneos sobrios y no folléis en los baños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario