8.11.13

Este fin de semana os esperamos en RetroMadrid Games Week.

No hay comentarios:
Este año, con motivo de La Madrid Games Week, Erik y yo estaremos colaborando con RetroMadrid. Estamos encantados de que hayan contado con nosotros para esta edición, en la que presentaremos nada más y nada menos que un concursazo de cosplay retro.



¡Id preparando vuestros disfraces! De primeras apuntaremos que, siempre que el participante se presente caracterizado como cualquier personaje, máquina, periférico o dispositivo que pueda considerarse “retro”, podrá entrar en concurso. Definir qué es retro y qué no, sería como preguntarnos si los videojuegos son arte o no, y como no es nuestra intención entrar en debates interminables, diremos simplemente que Dreamcast, y cualquier hardware o software producido por cualquier compañía lanzado con anterioridad a la mencionada y macanuda consola de Sega, será el listón imprescindible que fijaremos para permitir participar. 

Te esperamos el domingo 10 de noviembre a las 12h en el escenario del pabellón.

Nuestra intención es pasarlo genial y hacer un homenaje a los juegos clásicos como mejor sabemos: disfrazándonos. Así que no dudéis en pasaros y participar.

15.8.13

Clase de stage combat en Level Up León.

No hay comentarios:
Aquí os dejamos el vídeo de la clase de esgrima teatral que dio Erik en las jornadas Level Up León. ¡Esperamos que os guste!




13.8.13

Dragon's Prophet Dark Steel armor: Capa y vestido.

No hay comentarios:
¡Buenas tardes-noches-mediodías y bienvenidos al tercer y último tutorial (explicación rancia) sobre cómo hicimos nuestro cosplay de Dragon's Prophet para Infernum Productions! Y olé.



La parte textil de este modelito no supuso ningún reto a nivel de elaboración, pero sí que lo fue en términos de infinita y santa paciencia. El atuendo de esta muchacha consiste en una especie de vestido-túnica de polipiel con textura de piel de reptil y de una capa preciosa llena de elementos decorativos.
Que, por cierto, las telas, fantásticas como siempre, las compré en Antoñita Jimenez.


De la elaboración del vestido no tengo prácticamente ninguna foto porque me parece que lo hice en una tarde a toda prisa y tampoco tiene nada especial digno de mención. Va cubierto de cosas y casi no se ve.

Lo que mola es la capa. La capa es entre imponente y apoteósica. No sólo llevaba adornos en el anverso, sino que también, según el modelo que me mandaron, se apreciaba claramente que llevaba exactamente los mismos ornamentos en la parte interna. ¡Doble trabajo! Me trajo de cabeza y me obligó a aprender una valiosa lección: la lección de la plancha.
Pero vayamos por partes. Lo primero que hice fue tomar medidas y hacer un patrón intentando plasmar todos los detalles posibles.




Lo pasé a la tela, recorté las formas bajo las que colocaría el satén azul turquesa y me deleité comparando lo que salía en mi cámara de fotos y el modelo original. Di unas cuantas vueltas sobre mi misma en el suelo, haciendo una suerte de baile de la alegría, y seguí con mi tarea.


La parte más interesante de esta capa fue la forma en que uní los dos tipos de tela. Simplemente las superpuse y las pasé a máquina utilizando la puntada en zig zag justo en el borde de la polipiel negra.






Pero, ¿qué pasó cuando saqué la capa de la máquina y la miré desde una distancia prudencial?


Efectivamente, que había quedado todo arrugadísimo. Por fortuna, lejos de ponerme a llorar (no tenía tiempo para esas cosas, me habían pagado por hacer un cosplay, ¡maldita sea!) se me ocurrió plancharlo. Quedó bien. Y fui feliz.

Tras el primer planchado.
Planchada por segunda vez.

Uní las dos caras de la capa y llego el momento que tanto ansiaba (no): poner adornos.





Coloqué unos treinta metros de cordón dorado y me llevó tres días enteros terminar esta tarea. Quería autolesionarme. Intenté aspirar el pegamento, pero era demasiado débil y no me hacía ningún efecto psicotrópico.



También coloque cordón dorado en el vestido con voluptuoso resultado.




Luego vino el resto de adornos, que hice con goma eva de 2mm y pegué sobre la capa con super glue. Las piezas de las esquinas superiores son de Worbla y creo recordar que les hicimos unos agujeritos minúsculos con la Dremel para poderlas coser y unir, a su vez, a la armadura.
Los circulitos pequeños están hechos con goma eva obtenidos con una agujereadora de papel. Tengo una bolsita llena de esas cosas.



¡Y ya está! Esto es muy bonito. Me parece que la capa es mi parte favorita de este cosplay y hacerla me resultó muy interesante porque nunca había hecho cosplays con una prenda como esta. Así da gusto.

Como siempre, podéis echar un ojo a nuestras fotos de Dragon's Prophet en DeviantArt. ¡Y también podréis verme pululando con este cosplay puesto en Gamescom dentro de un par de fines de semana!

¡Gracias por leer!


11.8.13

Dragon's Prophet Dark Steel armor cosplay: Pintura.

1 comentario:
Por aquí sigo, contándoos los procesos que llevamos a cabo para hacer nuestra armadura de Dragon's Prophet para Infernum Productions.

Foto por Jesús Clares.

Como ya he dicho en muchas ocasiones, esta armadura fue todo un reto en muchos aspectos y la pintura no deja de ser uno de ellos. Aprendimos una barbaridad pintándola y yo creo que, sobre todo, le perdimos el miedo a aplicar todo tipo de mejunjes.

Es curioso porque, salvando las distancias, la forma de pintar este tipo de armaduras guarda muchas similitudes con las técnicas de pintado de las figuras de Warhammer. Tiempo después de terminar nuestro cosplay, encontramos un libro de la marca de pinturas Citadel muy útil para estos casos.

Lo primero que hicimos fue preparar todas las piezas con imprimación. Utilizamos Gesso para imprimar el Worbla y látex vinílico para el resto de piezas de fórex.

Worbla imprimado con Gesso y lijado a conciencia.

Imprimar el Worbla con Gesso es una tarea tediosa, no sólo porque hay que aplicar muchas capas, sino porque hay que lijar ¡y es una tortura!. Por orden cronológico, para que una pieza de Worbla quede lisa y decente, lo ideal (según nuestra experiencia) es dar tres capas de Gesso, lijar, otras tres capas, volver a lijar, tres capas una vez más y lijar de nuevo. O sea, un total de nueve capas con sus respectivos lijados. Queda muy bien, pero es un trabajo de chinos; y aun más cuando hay recovecos y detallitos. 
Es la parte graciosa de hacer armaduras con este material: al principio parece todo muy bonito porque se trabaja muy rápido, pero las tareas de preparación de la superficie ralentizan el proceso.
Por lo visto, últimamente, ha surgido la tendencia de imprimar el Worbla con cola para madera. Dicen que queda genial, pero eso nosotros no lo hemos probado, así que no me voy a aventurar a aconsejaros nada.

Fórex y goma eva imprimados con látex vinílico.

Una vez imprimado todo (por cierto, mil gracias a Dedy y a Vero, que vinieron a casa a ayudarnos con esta tarea), le dimos a todas las piezas una primera capa con spray acrílico, de un color base marrón muy oscuro. Y, posteriormente,  pintamos de dorado las que iban a ser las zonas más claras del cosplay. Aquí tuvimos muchas dudas porque no sabíamos si elegir dorado o bronce. Al final nos decantamos por el primero


.


Una vez aplicados los colores base, empezó la diversión. Fuimos aplicando, dando golpecitos con la ayuda de un pincel de estarcido grande, una pasta metalizada de color dorado por toda la superficie.




Después, del mismo modo, fuimos superponiendo unas capitas de color negro, aplicando más o menos según queríamos que fuera el efecto más o menos acuasdo. Esto se puede hacer perfectamente con pinturas acrílicas; pero escogimos una pintura especial para envejecido que, por lo visto, ya se ha dejado de vender. Quizás un producto similar podría ser el betún de judea.




A la izquierda, la pasta dorada y a la derecha la negra que utilizamos para dar el toque de envejecido.

Y, por último, le dimos el toque mágico pintado el interior de los rebordes de color negro (esta vez con acrílicos) y difuminándolo con un trapito a medida que lo íbamos poniendo. Con esta técnica conseguimos que la armadura pareciera desgastada.



Para finalizar, pintamos los detalles con acrílicos azules. Quizás esta es la parte que nos quedó más cutre y donde nuestra inexperiencia pintando este tipo de cosas nos jugó la peor pasada. 
En general creemos que la armadura se ve bien, pero podríamos haberle metido más matices a este azul. Incluso habíamos pensado en hacerlo con resina coloreada, al estilo de las gemas. Pero no teníamos tiempo para experimentar, así que fuimos a lo rápido.



Lo único que añadimos por aquí fue una fina línea en un color más oscuro y difuminamos hacia dentro para darle un pelín de profundidad. Pero, vuelvo a repetir, este es un detalle con el que no estamos satisfechos del todo.




¡Y ya está!


Podéis ver más fotos en nuestro Deviantart ¡¡y podréis verme en vivo y en directo llevando este cosplay (si es que ha llegado sano y salvo por correo a Alemania) en la Gamescom!!

¡Gracias por leer!



27.7.13

Charla sobre patronaje en Level Up León y cientos de aclaraciones.

5 comentarios:
Como algunos ya sabréis, durante el fin de semana pasado, Erik y yo fuimos invitados a las jornadas Level Up León y una de las actividades que hicimos fue dar un par de charlas sobre cómo hacemos nuestros cosplays.

Foto: Geek Wardrobe.

Lo que os traigo hoy es la charla sobre patronaje, que es la que yo di. Expliqué cómo saco mis patrones y puse como ejemplo unas cuantas imágenes pertenecientes a entradas de este blog. Ya que estamos, voy a intentar que este post sea un compendio de esquemas de los patrones básicos, de links y de trucos que yo suelo utilizar a la hora de confeccionar nuestras prendas.

Como digo nada más empezar, no soy costurera profesional ni muchísimo menos; pero la cosa es que, después de haberme pasado cosiendo, y haciendo cosas que luego me pongo encima, cinco años prácticamente sin parar, he ido asimilando conceptos y adquiriendo cierta destreza.

Un problema muy común a la hora de aprender a hacer patrones siendo cosplayer, es que quien te enseña a hacerlos (si es profesional) suele ignorarnos (o por lo menos la profesora que yo tuve me ignoraba sobremanera) cuando intentamos copiar fielmente un diseño de un personaje y pasan directamente a utilizar las reglas estandarizadas. Yo entiendo que lo correcto es hacer las cosas de manual y ser una persona ortodoxa y respetuosa con las técnicas ancestrales; pero hay muchas formas de hacer las cosas. Todo es cuestión de probar y ver qué tal quedan.

Os dejo con la charla. Espero que os sirva y que entendáis algo porque hablo terriblemente rápido (espero hacerlo mejor si damos más clases en el futuro).



Y ahora vienen mis recordatorios y aclaraciones por escrito.


Medidas que hay que tomar:
- Ancho de espalda.
- Talle.
- Sisa.
- Contorno de pecho.
- Contorno de cintura.
- Contorno de cadera alta.
- Contorno de cadera baja.
- Largo de falda / pantalón (partiendo de la cintura)
- Tiro (en el caso de que vayamos a hacer un pantalón) es la medida que va desde la altura de la cintura trasera hasta la delantera pasando por la entrepierna.
- Largo de manga.

Podéis ver una explicación más gráfica de todo esto aquí.


"Diseño de Moda. Patronaje, las bases" de Teresa Gilewska. (Ed. Drac)

"Diseño de Moda. Patronaje, las bases" de Teresa Gilewska. (Ed. Drac)

"Diseño de Moda. Patronaje, las bases" de Teresa Gilewska. (Ed. Drac)



Estos son los patrones básicos que suelo hacer. Los valores que he puesto están todos en centímetros.

Blusa:




Falda:



También es muy común en nuestra afición, hacer los famosos trajes "pomposos" con faldas de capa. En Aprendiz de cosplayer, podéis ver una fantástica explicación sobre cómo hacerlas.

Pantalón:


Los monos (catsuits o zentais) son el resultado de la unión de una blusa con un pantalón. Se puede hacer un vestido de igual manera uniendo una blusa con una falda.



Todos estos patrones serían para prendas ceñidas al cuerpo, ya que están hechos con las medidas justas. Si queréis hacer prendas holgadas, sólo tenéis que añadir los centímetros que consideréis necesarios a los contornos.

Una cosa muy importante que se me olvidó decir durante la charla, es que no hace falta hacer pinzas en los patrones para prendas muy elásticas. Esto se debe a que la tela, debido a sus propiedades, se va a adaptar bien al cuerpo sin necesidad de repartir las medidas de ninguna manera. De forma que un patrón para una blusa, por ejemplo, sería algo así:



También, para obtener un patrón de una prenda elástica, lo que hay que hacer es multiplicar los contornos por 0,8. ¡Sólo los contornos! No hay que tocar las medidas verticales.
Y con esto aprovecho para contaros que, en todos los patrones, pero en este aún más, una vez terminado el trazado básico, es muy recomendable suavizarlo para eliminar los ángulos marcados, como el que se genera en la cintura. En el esquema he marcado ese trazado en color morado.

Incluso, en el caso de los monos (zentais o catsuits), cuando se hacen de lycra o de telas muy elásticas para que queden ceñidos, no hace falta siquiera marcar el tiro y liarse a hacer dos piezas delanteras y dos traseras. Se pueden hacer de una pieza delantera y una trasera (dejando en alguna de las dos una apertura para montar una cremallera). Es que yo creo que para hacer el patrón de esto, con tirarse al suelo y que alguien nos saque la silueta modo asesinato es más que suficiente.

Y, para muestra, el zentai que me compré para el cosplay de Hilde. Si lo ampliáis, podréis ver que no tiene costura central ni pinzas. Simplemente lleva una pieza redondeada extra en la entrepierna para eliminar la tensión en esa zona.


Hay una página en la que explican la forma técnica y correcta para hacer un zentai. Os la dejo como curiosidad porque yo, por mucho que la leo, no me entero de nada.

Y, por último, el patrón de manga básica que uso siempre como referencia lo encontré aquí.



Más cositas: en la charla menciono bastante de pasada una pinza que va del pecho hacia arriba, que sirve para adaptarse a la forma de éste y que puede colocarse en varias posiciones. Yo normalmente me he visto en la necesidad de hacer ese tipo de pinzas en prendas sin mangas, para que no me quedara holgada la sisa.
Hace poco encontré un vídeo explicativo increíblemente fácil de entender sobre cómo modificar esa pinza según lo que necesitemos.





Libros y blogs que suelo utilizar para consultar:
- "Patronaje, las bases" de Teresa Gilewska (Ed. Drac). Es uno de los pocos libros que he abierto en mi vida y he visto esquemas claros y limpios sobre cómo hacer los patrones. También de la misma serie, tiene un libro de transformaciones y otro de modificaciones. Particularmente, hasta ahora, con el de las bases del patronaje voy que ardo. Contiene explicaciones sobre cómo tomar medidas, los patrones esenciales para empezar y apartados sobre cómo hacer unos cuantos cuerpos, escotes, mangas, faldas, cuellos, bolsillos y forros. Además de un pequeño diccionario de costura. Imprescindible.

- "250 consejos y técnicas de costura" de Lorna Knight (Ed. Librero). Otro libro tremendamente práctico que os recomiendo encarecidamente si queréis tener una guía sobre utensilios de costura, distintas propiedades de las telas, diferentes técnicas de costura, decoración, interpretación de patrones, pliegues, remates, dobladillos, forros...

- El costurero de Stella. Es un blog completísimo, y en español,  lleno de consejos y técnicas de patronaje. Además, cuenta con un canal de youtube en el que muestra de forma práctica muchos de los conceptos que explica en el blog.

- Sobre cómo hacer patrones con cinta adhesiva, echadle un ojo a este tutorial de Kamui. Yo creo que no hace falta más.

Y ya está. Creo que con esto he hecho un resumen de todo lo que he aprendido hasta ahora y lo que suelo hacer para sacar mis patrones.
¡¡Espero que os sea útil!!

Si tenéis alguna duda, podéis dejarla en los comentarios.

Próximamente subiremos la charla sobre Stage Combat y la de los props.

¡Gracias por leer!