27.9.12

Alisa Amiella (God Eater) WIP

3 comentarios:
Voy a maldecir por siempre el momento en que:
1) Kanda y Yushu le enseñaron a Erikku-kun el opening de God Eater.
2) Erikku-kun se compró el juego y se vició como nunca se había viciado antes.


La historia de mi cosplay de Alisa es tan simple como que a Erikku-kun le pone ese personaje y llevaba más de un año dándome la brasa con que me lo hiciera. Y, como es un cosplay sencillito (esta vez sí), le dije que vale, que me lo hacía. A mi me parece que no me pega nada y que no es mi estilo, pero Erikku-kun está tan contento que ya me da igual, jajajaja.
A mi de God Eater lo que más me gusta son las armas. Cuando las tengamos, será mi momento de felicidad extrema con este cosplay. Por ahora sólo hemos hecho la ropa, que es la que llevamos a la Japan el pasado fin de semana. Y os voy a contar cómo hice el cosplay de Alisa, que lo hice en cuatro días.


Empecé por la gorra. Intenté hacerla como la lleva ella, pero me salió mal, así que cogí una gorra rancia que tenía por casa, la deshice para sacar los patrones y la copié.


Uní primero los triangulitos de la cabeza y salió esto:


Marqué por dónde iba el adorno negro de los laterales, hice un patrón aproximado en polipiel.


Lo cosí a la gorra y le puse la tira inferior con su dobladillo  para dejarlo rematado.


Le añadí la visera, que es  una media luna doble de tela doblada de dentro a fuera con un trozo de goma eva de la misma forma por dentro para darle un poco de rigidez.





Lo siguiente que hice fue la blusita. Nunca antes había hecho una blusa con cuello, así que cogí una que tenía por casa y la copié en un papel para sacar los patrones.

Copiando el cuello.

Sacando los patrones: las dos piezas del cuello, medio delantero y medio trasero.

Patrones pasados.
Como siempre, se me olvidó hacer la pinza lateral del pecho y la tuve que añadir casi al final. No sé por qué, nunca la hago.
Empecé haciendo las dos piezas del cuello: cosiendo dos telas enfrentadas con la forma deseada y dándoles la vuelta de dentro a fuera. Rematé los bordes de la pieza más ancha una vez dada la vuelta.


Esto es un poco difícil de explicar y creo que lo mejor es que cojáis una camisa y lo veáis vosotros mismos, que es lo que yo hice para ver cómo unir todo esto. La pieza más alargada y fina sólo la uní por los lados. Después metí el cuello por la parte superior de esa pieza metiendo los bordes superiores de la misma hacia dentro.


Lo pasé a máquina lo más cerca del borde de la pieza alargada posible.


Y con eso lo que se consigue es que la costura se vea igual por un lado que por otro y que no queden trozos de tela sueltas por ahí.


Y el resultado de esta cosa tan complicada de explicar (y que si habéis entendido sois unos genios en potencia) es un cuello hecho y derecho listo para montar en la blusa.



Monísimo.
Terminé la blusa añadiendo una cremallera invisible en el centro y los adornos correspondientes.

Para la falda tengo un esquema la mar de cutre. Esas líneas interiores son lo que se junta luego para crear las dos tablas que lleva Alisa por delante y por detrás. O sea, que la medida que hay delimitada por esas líneas es medida extra  que le puse al contorno de mi cintura (Creo que hoy no es mi día para explicar cosas). Es igual en la parte delantera y trasera. Luego uní por lo que he pintado de rojo y así es como salen las tablas.



Terminé la falda con una cremallera invisible en un lateral.

Las botas son en realidad unos cubrebotas de tobillo para arriba. Quedan bien con las botas debajo y no se nota mucho que van aparte.
Tomé la medida del largo desde mi tobillo hasta la parte del muslo por la que queda la bota y los contornos y alturas de tobillo, gemelo, rodilla y el ancho de la parte superior.
Saqué los patrones, los pasé a la tela, le puse las tiras de raso de color morado clarito y uní por los bordes.




Para hacer el guante copié el patrón de guante normal y corriente con dedos y todo, saqué la forma de hacerlo sólo con una costura lateral, coloqué la tira morada en la parte de arriba, hice los dedos y luego los corté e hice un dobladillo en cada uno con pegamento para tela.


Tanto en las botas como en los guantes, puse una tira de goma eva en la parte superior antes de coser el dobladillo para que mantuvieran la forma lo mejor posible porque a Alisa le quedan grandes y no quería que se espachurrasen.



Para los tirantes uní tiras de tela de cuadros, les di la vuelta de dentro a fuera (un tostón mortal) y rematé los laterales.
Podéis ver mi post sobre cómo hacer cinturones para ilustraros sobre esta técnica milenaria.

Uniendo la tela por un lado.

Una vez dada la vuelta, cosiendo los bordes.
Y así de adornitos, sólo hice fotos de cómo hice el escudo y el lacito que lleva en la camisa. Lo hice todo con goma eva pegada con super glue, imprimada con látex y pintada con acrílicos.

Mi mesa está muy cerda. Lo sé.



Lo pegué a la blusa con pegamento para tela.
Y ya no tengo más fotos del proceso, ¡qué desastre!.
Lo único a destacar que me queda es el manguito negro semitransparente que lleva en el brazo izquierdo, para el que compré unas medias cutres del chino a las que corté el pie para poder meter la mano. No tiene más misterio. Más los botones grises que lleva por todo el cosplay (blusa, guantes y botas) y las tiras rojas en las pinzas de la falda, que deberían haber sido de polipiel, pero me daba pereza ir a comprar y las hice de goma eva roja tan ricamente (para la próxima lo cambio).

Para la peluca tuve muchas dudas porque Alisa tiene un color de pelo un poco indefinido. No es rubio, pero tampoco blanco, ni rosa ni castaño muy claro... Estuve mirando otras cosplayers y algunas lo llevaban blanco y otras rosa y no me gustaba ninguno. Así que me compré una peluca rubia y estoy contenta con la decisión. La compré en Ebay es esta. Me gustó sobre todo por el peinado, porque tiene las puntas hacia fuera y porque no es un rubio pollo amarillento.

Por ahora sólo tengo esta foto del cosplay, así que os la dejo por aquí para que veáis cómo me quedó:


A medida que vaya subiendo más podéis echar un ojo en nuestra galería de Deviantart.

24.9.12

Resacón en la Japan

2 comentarios:
Este ha sido un fin de semana agotador, inteso cosplayerilmente hablando y muy, muy divertido. Nos hemos hecho un montón de fotos y hemos asistido a la Japan Weekend de Madrid con erótico resultado.

Jesús Clares a.k.a. "El éxito de la Japan".

Todo empezó el viernes por la tarde. Quedamos con Jesús y su hermano Miguel para hacer fotos con los cosplays de Tekken, aprovechando que venía Ivy (Lili) desde Barcelona y Thelema (Jaycee) desde Salamanca. Estuvimos Zihark (Hwoarang), Taku (Lee Chaolan), Lena (Xiaoyu), Maka (Alissa), Ainhoa (Kunimitsu), Virchan (Michelle Chang), Motoko (Asuka colegiala), Estefanía (Anna Williams) y yo (Nina Williams). Estuvimos en los nuevos puentes de Arganzuela y alrededores.

La mano de Hwoarang, que mece el flash.



Empezamos a hacer fotos a las 17:30. Hacía mucho calor y hubo un momento en que Jesús tuvo que parar porque casi se nos muere del cansancio cuando llevaba unas cuatro horas sacándonos fotos. No nos dimos cuenta y el tiempo se pasó volando. Después del descanso bajamos a la "zona de los chorritos", que son unas fuentes muy parecidas a unas que salen en el Tekken 6 y me parece que las fotos de ese sitio van a ser un pasote. Con el inconveniente de que el viento se llevó un flash con pie y paraguas y lo perdimos (ya está arreglado), pero pudimos seguir haciendo fotos sólo con uno y terminamos a las 23:00.


No saqué fotos de todos con el móvil, pero nos sacamos unas cuantas haciendo el gamba que ya iré poniendo por aquí según las vaya teniendo.
Es fue la primera paliza del finde. Empezamos fuerte, volvimos a casa tarde y con mucho sueño. Por lo menos yo, que había madrugado para ir a trabajar.

El sábado a Erikku-kun le tocó ir pronto a la Cificom (la convención adyacente a la Japan) para acompañar a los chicos de Versus Madrid haciendo coreografías de esgrima teatral. Le endiñé mi cosplay de Nina en una maleta y me quedé durmiendo casi hasta el mediodía. A la hora de comer me aparecí por allí, comimos y me puse el cosplay de Tekken en la "Zona cosplayer", un recinto cerrado "habilitado" para que los cosplayers nos cambiásemos y estuviéramos cómodos.
La verdad es que era un poco desastre porque no había nada, ni sillas ni espejos. Vamos, era un espacio diáfano separado del resto que era muy de agradecer y tal, pero con poca infraestructura.


Erik estaba muy contento porque su foto de Kilik salió seleccionada para formar parte de la lona gigantesca que delimitaba ese espacio.


Y aquí viene la primera anécdota guarrilla del fin de semana: Cuando yo me estaba poniendo el cosplay de Nina, Erikku-kun se quedó a la entrada para vigilar que no pasara gente furtivamente y me viera como mis padres me trajeron al mundo; justo al otro lado de la lona había una pareja morreándose con pasión latina. Le dijeron a Erik que les avisara cuando me hubiera cambiado porque querían entrar (a seguir dándose el lote desenfrenadamente, por supuesto). Cuando acabé de cambiarme y sólo me faltaba la peluca, les avisamos y entraron. Yo pensaba: "Laura, hoy vas a ver porno amateur en directo". O sea, imagináos la situación: Yo poniéndome una peluca, retocándome el maquillaje y dos adolescentes desatando sus instintos básicos salvajemente a nuestro lado mientras el para-para sonaba de fondo. Siento decepcionaros, pero no pasó nada. Se quedaron como 5 minutos esperando y después se fueron. ¡Qué situación más tensa, de verdad!, vaya risas. Al poco llegaron nuestras compañeras de Tekken a cambiarse también. Imagináos que hubieran llegado y hubieran visto el percal erótico-festivo.

Y un tobogán feliz al fondo.
Bueno, erótico-festivo también fue, porque a Motoko se le rompió el cosplay de Asuka por la entrepierna y estuvimos haciendo malabarismos para ponerle un imperdible. Las palabras de Ivy fueron: "Laura, ¿tienes un imperdible? porque a Esther se le ha roto el coño". ¿Cómo iba a negar un imperdible para semejante obra de reconstrucción vaginal? (no quiero ni imaginarme los términos de búsqueda por los que se va a poder llegar a esta entrada). En serio, Ivy, jamás olvidaré tu dulce voz pronunciando esas palabras.

Más chorradas: El amigo Dedy stalkeando mi culo mientras Erik hacía el gamba. Dedy, que casi nos atropella a la llegada de la convención. El mismo, el inimitable. Te queremos Dedy.

Este tipo de personas nos representan en los WCS. Y así vamos.
Y la foto en serio: Erikku-kun con sus nuevos sables láser de empuñadura circular.
Hacía un calor asfixiante ahí dentro. Vimos el concurso de cosplay normal y salimos a hacer vídeos: Gangnam style con Koibito y el fan video con Howl. Muy chulos los dos. Al menos estando fuera pudimos tomar un poco el aire y relajarnos hasta que llegó la hora de volver a casa.
Vimos a muchos amigos, estuvimos charlando y nos hicimos un par de fotos con la gente:

Con Minato, que iba de Talim toda chachi ella.
Con Sae y Topper. El cosplay de Sae es un obrón de arte.
Y con una Pikachina fan de la Nigri, jajaja. Muy mona.
Otra anécdota fue que vino un grupo de chicos a preguntarme si llevaba bragas. Bravo, en serio. ¡¡Sí que llevo bragas con el cosplay de Nina Williams!!. Menuda guarrada si no las llevara. Ya aprovecho y lo aclaro desde aquí: las llevo, pero me las bajo un poco para que no se vean. Ingeniería braguil.
Y también se acercó un chaval para regalarme una camiseta de Borderlands 2 y una chapa del juego de parte de Rinoa, que nos la había conseguido hace meses en el Gamelab. Me quedé de plástico, en serio. Menos mal que el pobre me ha escrito por facebook hace un rato porque en ese momento no sé si reaccioné o si no. ¡¡Gracias!!. Me hizo una ilusión tremenda, ya me he puesto la chapa en el bolso. ¡Qué pasada!.

Volvimos a casa, nos adecentamos y salimos a cenar a los Montaditos de Principe Pío. Se unieron a nosotros en la cena Ángel, el otro Ángel (no me vengáis a preguntar quién es el uno y quién es el otro, jejeje) y Axel. Estabamos medio muertos y nos fuimos yendo a dormir según íbamos notando el sopor. Lo pasamos muy bien, nos pusimos morados. Estas ocasiones son buenas para aprovechar y salir a tomar algo todos juntos, ya que durante el resto del año nos lo pasamos recluidos cosiendo en nuestras grutas.

El domingo fue el día de estrenar nuestros cosplays de God Eater (esos que hemos hecho en dos semanas y media). Fuimos Erikku-kun y yo de Alisa y Soma con la intención de presentarnos a la pasarela cosplayer. Supuestamente empezaba a las 11:00 y a esa hora Erikku-kun terminaba de ponerse las lentillas azules después de infinitos intentos. Le maquillé rápidamente y llegamos a tiempo porque la pasarela empezó muy tarde.

Dedy detrás mirando el culo de Erikku-kun
Lo mejor de la pasarela, una vez más, fue sin duda el cosplay de Allan (Resacón en las Vegas) de Jesús.


Nos costó horrores convencerle para que participase, pero un par de días antes se animó. Decía que le daba vergüenza aunque nosotros le aseguramos que iba a ser el cosplay más aclamado. ¡¡Y lo fue!! ¿Cómo no?, si es que es igual y encima se lo curró buscándose la ropa (la camiseta se la pintó Abigail) y todos los complementos. La gente flipaba y fue el cachondeo del día. Él estaba que no se lo creía... ¡le dieron el premio honorífico en la pasarela!. Nosotros ganamos el tercer premio: chucherías y un lote de merchandising.
Lo cierto es que no sabíamos que en la pasarela dieran premios y fue una agradable sorpresa.

Foto que nos sacaron de Ramen Para Dos con Erikku-kun levantando su brocheta de chuches, jajaja.
Comimos y nos fuimos a sacar fotos en la zona de restaurantes pijos que hay cerca de la convención, que tiene sitios bonitos y pintorescos. Nos fuimos Jesús Clares, Aroa (amiga y ayudante), Sumyuna y Eron. Pudimos sacar unas cuantas, pero se puso a llover y nos fastidió un poco. Aun así nos dio tiempo a sacar cosas chulas.

¡Preview!
Sacándole fotos a Sumyuna en la lejanía cuando paró de llover. Iba con un cosplay precioso de Gankutsuou.
Al volver hacía fresco y Soma me dejó su abrigo.
Y poco más. Volvimos a grabar con Howl y con Koibito aprovechando que llevábamos cosplays distintos a los del día anterior y le entregamos a Limnauth la cuchilla de carpintero oficial de Prukogi (mentira, no es oficial, pero como si lo fuera).

La entrega de la herramienta.
Por último, a eso de las 18:30 nos despedimos de los amigos y nos fuimos porque estábamos muy cansados. Sobre todo yo, que los tacones me estaban matando. Nos despedimos de Ivy, que ya no la vamos a volver a ver hasta el Salón. Nos despedimos con amor.

Sexo.
Y ya está. Así es como terminó nuestro fin de semana frenético e hiperactivo. Aun hoy me duele todo y no sé ni cómo he podido levantarme para ir a trabajar, me duele la garganta de tanto gritar con la música alta y del efecto sauna del recinto; pero estoy contenta con todo lo que hemos hecho.
He de añadir que ha sido el fin de semana más rubio de mi vida, nunca antes había hecho cosplay de rubia y este fin de semana he llevado peluca rubia non stop. Me veo rarísima.

Por último, queremos agradecer especialmente que hubiera tantísima gente que nos reconociera y nos felicitara. Con la cantidad de cosplayers que hay, apreciamos mucho que os acercaseis a saludar y a preguntarnos si llevábamos ropa interior, jajajajaja. Es todo un detalle, son cosas que nos animan mucho. En el coche íbamos comentando lo sorprendidos que estábamos por este tipo de cosas y lo mucho que nos animan a seguir haciendo lo que nos gusta y gastarnos el jornal en coser y construir cosas.

Dentro de poco empezaremos a subir fotos buenas de Tekken y God Eater como descosidos. Y, como siempre, en Deviantart, nuestra página de Facebook, etc, etc.
Esperamos tener las armas de God Eater para alguna convención del próximo año. Dentro de poco Erikku-kun se pondrá a darle duro a la construcción de esos armatostes.

¡Gracias por leer!