1.5.11

Hitman: Blood Money

Hola, hoy vamos a hablar de la saga Hitman, más concretamente de uno de los últimos Hitman:Blood Money. En Blood Money manejaremos al mejor asesino del mundo 47, el cual se dedicará pues a lo que mejor sabe hacer: matar y cobrar por ello.
Pero antes hagamos un poco de investigación retrospectiva.
(

"Hitman es una serie de videojuegos disponible en la mayoría de los formatos modernos. La trama de los videojuegos gira en torno a un hombre llamado Agente 47 (a menudo simplemente se refiere a él como 47), que es el producto de experimentos de mejoras genéticas y creación de superhombres, especialmente diseñado para asesinar cuando se lo contrata. Los juegos contienen una considerable cantidad de violencia.
La serie de juegos de Hitman están desarrollados por la empresa danesa IO Interactive, desde hace algún tiempo, división de Eidos Interactive.
Cuatro han sido los videojuegos lanzados a la venta: Hitman: Codename 47 (2000), Hitman 2: Silent Assassin (2002), Hitman: Contracts (2004) y Hitman: Blood Money (2006
)" Cita Wikipedia.
Blood money nos vuelve a poner al manejo de 47, y no hablamos de un Renault. Hablemos un poco de lo que acontece en el juego. ¿De que puede ir un juego de asesinos? os preguntareis, ¿Assassins Creed? pues no aquí recibiremos contratos, o "misiones" por parte de "La Agencia" que mas o menos son los jefes de 47.

Estos contratos no tienen relación entre si a priori pero.... Y hasta aquí puedo leer. Estas misioncejas que básicamente consisten en Matar a un objetivo, y cumplir una serie de pautas, por ejemplo: "Asesina a Monchito Valderrama Ramirez de todos los santos y que parezca un accidente" pues que mejor accidente que un resbalón en el balcón, una piscina con fondo de cristal sobre un abismo de varios metros o una clásica explosión de gas ¿No?

Hay muchas mas formas de eliminar a un objetivo, ya que Hitman siempre nos da la libertad de realizar nuestros asesinatos como mas nos guste. Un clásico es llevar el rifle de francotirador WA-200 desmontado en un maletín (lo cual queda hiper Pro) quitarle el uniforme a un empleado o a un agente de seguridad, posicionarnos en una zona alta y disparar a nuestro objetivo. Bajar recuperar nuestro Traje y volver a casica a ver los Pokemon. Y un montón de posibilidades más, gracias a las diferentes armas de nuestro calvorota favorito.

Aunque siempre podemos ir a lo Rambo y reventar a todo Npc andante, pero esto nos reportara pocas bonificaciones. Ya que al finalizar los contratos nos pagaran por la chapuza y bonificaciones como por ejemplo: recuperar el equipo, cumplir los extras, no dar alarmas, no dejar pistas que por cierto aquí el dejar pistas nos quita la bonificación porque hay que sobornar gente, o así lo dan a entender en la gran mayoría de Hitman.

Con el dinero que saquemos de los "trabajos manuales" podremos customizar nuestras armas de forma que cambiaremos cosas como, el mecanismo de disparo, el tipo de munición, las miras, el calibre de las balas y hasta los cargadores para que acepten diferentes cosas bonicas.

Una vez acabados los contratos veremos un periódico con el reportaje del asesinato en el que según lo eficientes que seamos se referirán a nosotros como pandillero o como Fantasma. Esto hace o por lo menos a mi me pico y repetí los asesinatos hasta que no dejaba pistas, y me llamaban en todos "El Fantasma". Cabe recalcar también que es un juego muy violento, en el cual podemos matar gente a martillazos, freírlos con una explosión, taladrarles la cabeza o hacer que sean devorados por tiburones (eso es la p0@&"$ con cebolla)

Aun así os invito a que lo probéis y espero que lo disfrutéis tanto como yo. Gracias por haber leído hasta aquí y no seáis tímidos y COMENTAD U OS ENCONTRARÉ Y ESCONDERÉ VUESTROS ZAPATOS IZQUIERDOS. Un saludo y a seguir bien, se despide:

Cliff

2 comentarios:

  1. Wao!
    Menuda entrada Cliff creo que me encantará mantener contigo alguna conversación sobre videojuegos ^^.
    La verdad es que este juego estuvo entretenido ^^

    ResponderEliminar
  2. Cuando quieras ^^ yo siempre encantado de hablar contigo

    ResponderEliminar