13.1.11

¡¡Feliz Obidad!!

Me encanta crear tradiciones absurdas. Bueno, personalmente pienso que la palabra "tradición" incluye lo absurdo en si misma, pero, en fin. Hoy vengo a hablaros de la Obidad.
Todo comenzó el día 10 de Enero de 2010, cuando llegó uno de los pedidos de sables láser más grandes que recordamos en la historia de Versus Madrid y es que se acababan de unir al grupo (la hornada post-Expocómic)  grandiosas personalidades que aun hoy nos acompañan y nos honran con su presencia. Uno de esos pedidos que temíamos que se quedaran en la aduana por traer tanto objeto sospechoso.

Y ya está, la Obidad (de Obi Wan Kenobi, de toda la vida) es el tiempo del jolgorio, del sable láser y de midiclorianos. Aquí no hay mesías, latigazos ni vírgenes sufrientes. Sólo una pandilla de frikis que se reúnen en el Templo de Debod los domingos por la tarde.



Ya hace un año que grabamos este vídeo que tiene tantas visitas (Aguamarina tuvo la brillante idea de enviarlo a WTF Microsiervos). Justo el día de reparto de sables nuevos nevó y fue todo muy bucólico,  como de Hoth en temporada alta. Ahí lleno de Jedis haciendo el gamba y sacándose fotos.
Por desgracia, para estos días importantes, nunca estamos todos los miembros del grupo juntos porque somos un montón y tenemos una vida (algunos incluso tienen familia) con lo que es imposible.
¡¡Felicidadess!!

5 comentarios:

  1. Me encanta este artículo 8sobretodo el primer parrafo ZAS!) Buena idea sacar este video, joder que de recuerdos XD

    ResponderEliminar
  2. Nunca os lo han parado en la aduana?? en navidades te iba a haber escrito para preguntarte un poco que tal funcionaba la pagina donde los comprai, que ya has visto que mi espada es mas juguete que otra cosa, pero me echo para atras el tema de la aduana y de los puñeteros de speedtrans...

    ResponderEliminar
  3. funcionar funciona... lo mejor es hacer unpedido conjunto.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, Aguamarina, el primer párrafo es mi sincera declaración de principios. Me alegro de que te guste XD

    Y Alex, que yo recuerde nunca hemos tenido problemas con la aduana. Hubo hace tiempo una vez que tuvimos que ir a recoger los sables al aeropuerto y pagar extras y tal, pero eso lo sé porque fui yo una de las encargadas del pedido. Ahora que se encargan otros no sé cómo va la cosa (¿alguna pista, Velcro?). Pero, vamos, siempre han acabado los sables en nuestras manos sin problemas mayores ^^

    ResponderEliminar
  5. A ver si algun dia me animo, que llevo un tiempo queriendo coger uno en condiciones pero nunca encuentro el momento... :)


    Gracias a los dos! :)

    ResponderEliminar