24.1.11

Cocina con Velcro II - Mon Calamari en su Tinta

Mon Calamari en su Tinta

Hoy grabo en éste holocrón la solución al gran problema que siempre ha traído de cabeza al Imperio: ¿Qué hacer con aquellos prisioneros Mon-Calamari que no sean útiles como esclavos? ¡¡Muy fácil!! ¡Solucionaremos el problema del abastecimiento en el borde exterior!

Ingredientes (Para 4 personas):

- Anillas de calamar (800 Gr).
- 1 Zanahoria (Tamaño decente).
- 1 Cebolla (Grandecita).
- 3 Bolsitas de tinta de calamar.
- 2 Dientes de ajo.
- 1 Vasito de vino blanco seco.
- Aceite de oliva.
- Tomate frito.
- Perejil (opcional).
- Maicena espesante instantáneo (opcional-recomendado).

Nota: No os agobiéis si os sale menos cantidad que en las fotos, las imágenes muestran la elaboración para 8 personas.


















1- Limpieza:

Tras procesar en un despedazador el cuerpo del Mon-Calamari, éste es enviado a la pescadería de la nave, donde se procesa hasta quedar convertido en anillas.
Éstas anillas las tendremos que meter en un barreño y lavarlas bien una a una frotando con las manos.
- El agua debe estar MUY FRÍA para que no se reblandezcan.
- Depende de la eficiencia del procesador de alimentos aparecerá o no en el borde exterior de los anillos una tira dura, ésta debe extraerse y desecharse.


Los anillos ya lavados tendrán que depositarse en un escurridor.

Éste escurridor deberá sacudirse de vez en cuando para que pierda el agua.









2- Picar:

Ahora tendremos que pelar la zanahoria, esto puede hacerse con una herramienta especializada o raspando con un cuchillo.

Tras pelarla, ambos extremos deben ser seccionados como lo fue la mano de Luke Skywalker a manos de mi Maestro.






Ahora pasemos a la siempre escurridiza cebolla; deben cortarse sus dos extremos y después pelar su superficie.
Una vez desnuda y cortada no podremos evitar sentir en nuestro interior el deseo de cumplir el próximo paso: cortarla.



Los Jedi, los rebeldes e incluso aquellos imperiales que son demasiado débiles como para comprender el Lado Oscuro sentirán el impulso de llorar por el acto que acaban de cometer. Yo, Lord Oscuro de los Sith conozco los caminos de la Fuerza y esto no me afecta en absoluto.



Seguro que más de uno me copia el truco XD

El siguiente paso en éste tutorial consiste en introducir tanto la cebolla como la zanahoria (partidas en trocitos) en una picadora imperial XJ-Trituraneitora; si se prescinde de tal utensilio, píquese con un cuchillo (lo que es más costoso pero divertido).

A continuación procederemos a la mezcla de las dos sustancias ya picadas.






Ahora se deben pelar y picar los dos dientes de ajo (No deben mezclarse aún con los demás ingredientes o podría provocar una rebelión).




3- Cocinado:

En una olla debe echarse aceite hasta que cubra el fondo por completo con unos milímetros de profundidad.

Se calienta el aceite; cuando esté listo imaginaremos que la cebolla y la zanahoria picados son ewoks y los lanzaremos al aceite hirviendo.

El fuego debe mantenerse a nivel medio durante el resto de la elaboración.

Ahora el ajo irá a hacer compañía a sus amigos (esto se hace así para evitar que el ajo caiga directamente sobre el aceite).

Si en algún momento la mezcla chupase todo el aceite o quedase muy poco, siéntanse libres de añadir más.

La mezcla se remueve (o “pocha”, según el argot culinario) constantemente hasta que la cebolla se vuelva transparente y empiece a dorarse LIGERAMENTE; momento en que echaremos los calamares a pequeños puñaditos sin dejar de remover.







Ahora hay que dejar que se vaya cociendo; las anillas irán soltando poco a poco un líquido transparente que podríamos denominar agua.
Cuando dicho líquido recubra los anillos casi por completo (ver fotografía), echaremos el vaso de vino, removiéndolo un poco en la salsa y dejándolo después hervir unos minutos para que pierda el alcohol.


















4- La salsa:

Ahora tomaremos con un cazo un poco del caldo y lo depositaremos en un pequeño cuenco; a éste cuenco le añadiremos la tinta que el Mon-Calamari expulsó de su cuerpo mientras nuestras fuerzas lo torturaban. Debe mezclarse bien.
Para rebañar el recipiente de la salsa, otra cucharada añadida dentro y revolver un poquito bastará.









Tras dejarlo hervir unos minutos echaremos un chorrito de tomate, también se puede echar una pizca de perejil si se quiere.

Ahora el cocinero debe probar la salsa, echando un poco de sal u otro chorro de tomate según su gusto.

Cuando la salsa esté en equilibrio taparemos la cazuela y lo dejaremos hervir.

El proceso de hervido puede tardar alrededor de media hora, cada 5 min. debe abrirse para remover un poco y comprobar si está o no listo; esto lo sabremos cuando, al empujar un anillo al azar con la cuchara de palo contra el borde de la cazuela, éste se parta con facilidad (sin hacer fuerza).








Ahora, antes de sacarlo del fuego, si queremos espesar la salsa (recomendado), echaremos un poco del espesante siguiendo las instrucciones de su caja.


Una vez mezclado estarán listos para retirarse del fuego y reposar sin la tapa.










5- Consejos finales:

El plato no estará listo para comer inmediatamente, debe dejarse reposar hasta que se enfríe y después meterse en la nevera dejándolo allí al menos un día entero; esto hará que el sabor se asiente u estén mucho más ricos.

Para comerlos sólo hay que calentarlos un poco en la olla y servirlos (recomiendo que con arroz).

Ahora, si me disculpáis tengo que enviar la última foto del proceso junto con una foto de su familia al Almirante Akbar de la Alianza Rebelde je je je.

¡Que Aproveche!


4 comentarios:

  1. Tu foto con la máscara de gas no tiene precio!!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, muy genial! Tienes que practicar un poco a maquetar las fotos con el texto, es complicadete pero pronto serás el mejor sithconcineroperiodistablogger de la galaxia!

    ResponderEliminar
  3. Gracias!

    La máscara antigas es mi solución para cortar cebollas sin que me lloren los ojos XD.

    Lo de organizar el texto y las fotos tiene su complicación, tube que estar un par de horas para apañarlo XD

    ResponderEliminar