Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

31.12.09

Cómo teñir plástico para hacer un visor (No sirve)

10 comentarios:

ACTUALIZACIÓN: He leído sobre esta técnica en algunos foros de EEUU. He hecho pruebas con todo tipo de tintes y a mi no me ha funcionado. Lo he probado con plástico PETG y PET. El agua para teñir tiene que estar tan caliente, que el material termoformado dentro de la olla se deforma muchísimo. Por eso he cambiado la fecha de este post y lo he dejado un poco en el limbo.

Como ya he repetido cientos de veces, una de las cosas que más deseaba en este mundo era rehacer mi máscara de Tali porque la que tenía era prefrabricada y, además, quedaba fatal. Era muy ancha y el color era caca de la vaca.
Ahora, gracias a la termoformadora de Erikku-kun, sabía que podía darle al plástico la forma que quería, pero me costó mucho encontrar la manera de tintarlo. Estuve mirando sprays transparentes, laca de bombilla... y nada me convencía. Hasta que, en un acto de desesperación máxima (meses antes de hacer la mesa de termoformado), me lié a mandar mensajes  preguntando a otros propmakers que habían hecho máscaras de Tali que me gustaban y uno de ellos me contestó enviándome a este tutorial. Lloré de emoción, os lo puedo asegurar (y Erikku-kun es testigo).



Conque hoy vengo a contaros cómo podéis teñir de una forma barata, fácil y casera plástico PET y PETG utilizando tinte para ropa.

Materiales y herramientas necesarias:
- Tinte para ropa. (Se compra en droguerías, el de Iberia vale unos 2,50€)
- La pieza de plástico a teñir previamente termoformada. (nosotros compramos el plástico para termoformar en Ceplasa. La plancha de 2x1m vale 25€)
- Una olla donde quepa la pieza. (13€ en el chino de la esquina)
- Un palito para remover.
- Un termómetro.
- Algo para sujetar el plástico mientras se tiñe. Se le puede hacer un pequeño taladro a los lados y unirlo a hilo de pescar o cualquier cosa por el estilo. Yo para este tutorial no lo he hecho porque he teñidos un par de trozos que no me servían para nada y me daba igual si se estropeaban.


Lo que hay que hacer es echar agua en la olla y llevarla a ebullición. Una vez hirviendo, se echa el tinte y se remueve hasta que se disuelva bien. ¿Qué cantidad de tinte? Pues yo creo que con un sobre basta en una olla grande. Yo puse unos 6 litros y un sobrecito de tinte.

Termómetro-casita.
Entonces metemos el termómetro en el agua y dejamos que la temperatura baje hasta unos 75ºC. El plástico entre los 70 y los 75ºC se tiñe bien y no se deforma. En cuanto sube de los 75 empieza a ablandarse, así que hay que tener la temperatura lo más controlada posible. Por lo que vi, el PETG es un pelín más resistente que el PET en ese sentido. El primero aguanta mejor la temperatura, pero los dos se tiñen muy bien.

Echamos el plástico en la olla y lo dejamos ahí unos 5 minutos.
El motivo de hacer inmersiones de 5 minutos es que así vamos a poder controlar la opacidad del tinte porque, cuanto más tiempo pasa tiñéndose, más opaco se vuelve. Esto es una maravilla porque podemos jugar con la transparencia y dejarlo teñido en el punto que queramos. Además, el plástico sigue manteniendo sus propiedades, sigue siendo translúcido, con lo que vamos a poder ver a través del visor en todo momento a menos que queramos teñirlo hasta el punto de que sea totalmente opaco.

Así es como salió tras la primera inmersión.
Y así de sencillo es. El PETG se puede sumergir todas las veces que queramos para conseguir la opacidad deseada. Y así es como se hace una botella de Solán de Cabras, por ejemplo, jajajaa (chiste robado a @profesorfrink42, que estuvo siguiendo el proceso en twitter).

Foto sin flash.
Foto con flash.
Cómo se ve a través del plástico.
Como veis, el resultado es óptimo: queda liso, sin grumos, perfectamente uniforme e integrado en el material. Si se araña, no se va el tinte.

En todos los tutoriales que he visto, todo el mundo tiñe sus visores después de termoformarlos. Nosotros hemos probado a calentar estos trocitos después de teñirlos con la decapadora y a deformarlos y no pierden el color, pero seguramente al termoformar, como el plástico sufre mucho y se estira tanto, puede que se estropee. Así que creo que es mejor teñir la pieza una vez hecha. Si se hace a la temperatura adecuada no tiene por qué perder la forma.

Si tenéis alguna duda, podéis preguntar en los comentarios.

¡Mascara nueva de Tali, allá voy!.